Melchora-Saravia-Tasayco
Melchora Saravia Tasayco, (*Chincha, Perú 6 de enero de 1897 - † 4 de diciembre de 1951). Fue una religiosa terciaria Franciscana que dedicó su vida entera al cuidado de los pobres y enfermos del pueblo, es recordada bajo el nombre diminutivo de La Melchorita.Melchorita Saravia, indígena, nace en un hogar cristiano, aunque pobre y campesino. Nació en el pueblo de San Pedro Ñoco Bajo, actualmente Distrito de Grocio.El trabajo material no le hacía despreocuparse de la vida de piedad, antes por el contrario sabía la importancia debida. En su pueblo natal, al principio no había Iglesia, pero ella desde muy jovencita se alistaba muy temprano los domingos y días de fiesta para ir a pie unos cinco kilómetros de Chincha Alta para oír la primera Misa que se decía a las cuatro de la mañana y recibir la Sagrada Comunión, asimismo. Hablaba a los hombres descuidados y les insinuaba que debía acudir a cumplir con el precepto anual de la confesión y comunión pascual.
El 15 de Agosto de 1924 el P. Miguel Gamarra del Convento Franciscano de Ica admitió a la Sierva de Dios al noviciado de la Tercera Orden Franciscana en Grocio Prado. Posteriormente en las Actas de la Hermandad aparece nombrada para el cargo de consejera o Discreta Vicaria del Culto (31 de Enero de 1946).
Videos


Iformacion Adicional La sierva de Dios Melchora Saravia Tasayco es muy venerada por los pobladores de Chincha principalmente en los barrios del distrito de Grocio Prado lugar donde vivió y realizó sus obras de caridad.
Leer mas
Noticias:

Siete siglos:
Siete siglos se debió aguardar para que la Iglesia canonizara a Santa Cecilia. En tanto la santificación de San Pedro, en el siglo XIII, solo demandó un año de trámite.
Santa Rosa de Lima:
La causa que elevó a los altares a nuestra Santa Rosa de Lima demandó 50 años. La del santo de la escoba, San Martín de Porres, se prolongó por más de tres siglos.
Setenta testimonios:
Setenta testimonios han sido recogidos por el tribunal de la causa de Melchorita Saravia y elevados a la Congregación para la Causa de los Santos en Roma. Estos han sido proporcionados por igual número de personas que conocieron a Melchorita y que consignaron la vida cristiana que practicó esta sierva de Dios durante los 56 años que vivió.